LA MUJER EN EL ISLAM

“Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras.”

(Corán 16:97)

El velo islámico o hijab se refiere  a la prenda amplia, simple y opaca que cubre el cuerpo de la mujer musulmana.  Básicamente idéntico a la ropa utilizada en tradicionales representaciones de María (que Dios le conceda misericordia y a su hijo) en el cristianismo, y cada monja que ha buscado imitarla desde entonces, el hijab es clasificado como un signo de extremismo, el supuestamente estatus inferior de la mujer musulmana.  Aquellos que ven a las mujeres musulmanas como poco menos que objetos sexuales, se sorprenden con el fenómeno de mujeres occidentales educadas, profesionales, o en todo caso ‘libres’ que se convierten al Islam.  La afirmación que las mujeres convertidas son fanáticas, que se les ha lavado el cerebro, cegadas por sus velos o víctimas suprimidas, desesperadas por ser...

Leer el artículo completo dando clic aquí

1.         La mujer está exenta de la oración diaria obligatoria durante sus periodos mensuales y por 40 días después de haber dado a luz, también está exenta de ayunar.  El Islam permite a la mujer descansar y cuidar de su salud primero.  Además, si durante el embarazo y la lactancia de un bebé,  existe alguna amenaza a su salud o a la del bebé, entonces no debe ayunar.


Leer el artículo completo dando clic aquí

Las mujeres somos iguales a los hombres ante Allah pero tenemos en ciertos aspectos roles  diferentes en la vida que los de ellos debido a sus diferencias naturales.  Diferimos psicológica, fisiológica y biológicamente de los hombres, lo cual nos hace más apropiadas para ciertas responsabilidades que ellos y menos apropiadas para otras.  El Islam reconoce estas diferencias con equidad.

En el Islam, los derechos fueron dados por Allah a través de su revelación, no pueden ser revertidos por nadie. En una verdadera sociedad islámica las mujeres deberían tener los siguientes derechos...


Leer el artículo completo dando clic aquí

Dice Allah en el Quran, en la Surah Al Noor 24, Ayah 31:

“Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, y que no muestren sus atractivos a excepción de los que sean externos; y que se dejen caer el tocado sobre el escote y no muestren sus atractivos excepto a sus maridos, padres, padres de sus maridos, hijos, hijos de sus maridos, hermanos...

Leer el artículo completo dando clic aquí

Al-lah ha excusado a las mujeres de la obligación de asistir a la oración de yama‘ah en la mezquita; pero, al mismo tiempo, se les permite ir a participar de la yama‘ah con la condición de que vistan correctamente, para no causar ninguna tentación. En verdad, las primeras mujeres musulmanas salían a rezar en la mezquita detrás del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Dijo ‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella: "El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, solía rezar el fayer (oración de la madrugada) y las creyentes rezaban con él envueltas en sus vestiduras; luego...

Leer el artículo copleto dando clic aquí

 
 
 

Copyright © 2012 Centro Islámico Para Asuntos de la Mujer